“Las diferencias de género en el trabajo”


Así como nuestras diferencias destacan en las relaciones personales en la vida doméstica, también lo hacen en las relaciones de negocios. Aunque con frecuencia no son tan obvias en el lugar de trabajo, están ahí y a menudo se entienden mal.
En un ambiente en donde las personas ocultan sus sentimientos personales, la habilidad para anticipar lo que otros sienten, piensan, desean y necesitan, proporciona una gran ventaja, tanto a los hombres como a las mujeres.
Las ideas sobre la comunicación reveladas en Marte y Venus Coaching son universales,
se aplican a todos: directores generales, ejecutivos, gerentes, consultores, trabajadores, asistentes y secretarias.
“A pesar de las complejidades de estos sitios, con sus jerarquías, equipos, divisiones, departamentos y diferentes estructuras, la buena o mala comunicación entre hombres y mujeres determinan el éxito de la compañía. La habilidad para comprender mejor a hombres y mujeres proporciona a ambos y a las compañías, por supuesto, una ventaja competitiva muy apreciada”.
Al aprender a respetar las reglas NO dichas y los valores de hombres y mujeres, desarrollará la habilidad de cambiar de acuerdo con lo que sea más apropiado.
Al comprender mejor estas diferencias, en lugar de chocar, nuestros mundos pueden unirse con mayor ARMONÍA, COOPERACIÓN y COLABORACIÓN.
Las diferencias NO tienen que crear SEPARACIÓN y TENSIÓN.
Con demasiada frecuencia los hombres no reconocen el valor que las mujeres proporcionan al lugar de trabajo, mientras que las mujeres desconfían del apoyo que es posible recibir de los hombres.
“Sin un conocimiento claro de las formas en que –sin saberlo- bloqueamos la cooperación, no podemos ajustar nuestro comportamiento y, por ende, cambiar los resultados que obtenemos.”